viernes, 26 de septiembre de 2008

Que te muerdo!!!

Cada vez que hablo de mordiscos vienen a mi cabeza varias imágenes.



La primera es la imagen de Mike Tyson arrancando literalmente un trozo de oreja de su contrincante Evander Holyfield. Sin duda una recriminable acción, que hizo que Tyson ocupara de nuevo, las portadas de los medios deportivos (y no deportivos) de medio mundo






Otra de las imágenes que me vienen a la mente, es la del gran Anthony Hopkins en su fabuloso papel de Hannibal Lecter, en "El silencio de los corderos". Creo que si no hubiese sido por esa muestra explícita del canibalismo del Dr. Lecter, todavía me seguiría pareciendo uno de los personajes más seductores del cine.



Recuerdo más mordiscos inolvidables, la mayoría de ellos vampíricos. Lestat (Tom Cruise) y Louis (Brad Pitt) en "Entrevista con el vampiro", Dracul (Gary Oldman) y Mina (Winona Ryder) en "Drácula", los intentos de mordisco de Aleera (Elena Anaya) a Van Helsing (Hugh Jackman) en la película del mismo nombre... etc.



¿Y porqué el tema de los mordiscos? Pues porque en nuestra infancia parece que queremos "marcar nuestro territorio" a dentelladas. Las puertas de las guarderías y colegios son buena prueba de ello. Nuestros pequeños, comienzan sus "relaciones sociales" defendiendo lo suyo "con uñas y dientes" y claro, luego vienen los llantos y las señales. A veces nuestros pequeños tienen más moldes dentales en su cuerpo que los laboratorios del CSI. Buen ejemplo de ello, es el tremendo mordisco que Amanda le dio ayer a Alicia, en la cara, porque la quería quitar un juguete. Pobre mi chiquitita. Afortunadamente, no tiene casi marca, pero que mal rato pasó...











4 comentarios:

ecolorado dijo...

Dímelo a mí, que tengo las marcas de los dientes de mi hijo en mi brazo. Gael ya tiene un año y medio y le estan saliendo los colmillos de abajo, así que imagínate. Te mando un besote desde California. Aunque con un poco de tristeza porque vengo del "memorial" de un chico que fue asesinado el lunes por unos tipos que querían robarle el telefono y 10$. Muy triste.

Beatriz dijo...

Cuanto lo siento guapa! Vaya panorama que teneis por esas tierras. Un besito para los tres!

Laura dijo...

Vaya con Amanda, como se las gasta!

Beatriz dijo...

No lo sabes bien Laura. Ahora a la peque no hay que perderla de vista. tiene un genio....