martes, 11 de noviembre de 2008

A por ellos!!!!

Me refiero a por los kilos, ja ja ja. Voy a ver si consigo que se alejen de una vez para siempre de mis huesitos, ja ja.

Ayer empecé mi "tortura voluntaria". Vamos, que me he apuntado a un gimnasio. ¡Qué oxidación tenía!. Me dió el monitor una tabla de ejercicios y casi se me deshidratan los kilos sólo de leerla!

En fin, que allá me fui lanzada a los "aparatos" que a veces me recuerdan a los "artefactos" que utilizaba la ¿Santa? Inquisición para sus torturas. Tenía que comenzar con 15 minutos en un "cacharro" y al minuto seis ya estaba que no podía dejar de resoplar y de mirar el reloj-tortuga. Eso sí, cuando me empiece a entonar y lleve buen ritmo, ya os digo que (por lo que me dolía) se me van a quedar las piernas y el culo (importantísimo) como una piedra, ja ja.

Hoy ya he estado hecha una mini-campeona, y con más voluntad que fuerzas he conseguido terminar todos los minutos, y toda la tabla de ejercicios. Eso sí... ¡no siento las piernas!. Espero que al menos, dé resultado.

Mañana más. Un saludo!

No hay comentarios: